martes, 30 de diciembre de 2008

Historias de supermercado

 

super1 (2)

No sé si alguna vez les conté, pero me encanta observar el comportamiento de la gente frente a diferentes situaciones y hace algún tiempo descubrí que los supermercado son el lugar ideal para ver las actitudes de las personas: como compran, qué compran, de qué forma cruzan el carrito entre las góndolas y cuál es su actitud al llegar a la caja. Es una radiografía de cómo son en realidad, sin contar las cosas que se dicen…

Experiencia 1: Ayer fuimos a Carrefour con el Carde y Lula. Apenas traspasamos la puerta nos encontramos con la sección de juguetes. Buena estrategia para que los padres no puedan eludirlos y los hijos se antojen de comprarse todo. En dicha sección estaba una señora con una niñita sentada en el carrito de compras. No pude evitar oír la conversación de la mamá y la hija de no más de 2 añitos de edad.

-Mamá… tutú, decía la niña señalando el auto que tenía la madre en la mano.

-Los autos son para los nenes, vos jugas con muñecas, fue la respuesta de la mamá.

-Mamá… tutú, repitió la niña. A lo que la madre muy segura le respondió:

-Vos no querés un tutú, vos querés una muñeca.

No supe como terminó el episodio, ni quise saberlo. Nos miramos con mi hija y dijimos a coro “No podés!!!” y resistimos la tentación de volvernos y darle a esa mujer un sermón sobre la libertad de elección. Si le preguntáramos a esa señora que opina sobre la igualdad del hombre y la mujer en los diferentes aspectos sociales, respondería que está a favor de la igualdad, con la misma seguridad con la que le respondió a su hija marcándole una terrible diferencia de géneros.

Experiencia 2: Hoy tuve otra experiencia de mal comportamiento social en otro supermercado, esta vez uno chiquito de barrio, de esos donde todos se conocen.

Ni bien entré me paró en seco un olor bastante desagradable que no supe determinar que era, evalué salir de ahí y caminar hasta el próximo supermercado, pero como hacía calor y ya me dolía la cintura y la rodilla derecha decidí retener la respiración y entrar. Además, lo que yo necesitaba venía envasado de fábrica, así que no le influía el mal olor ambiental.

Cuando llegué a la caja tenía tres personas delante mío. Entró una pareja, morochitos y de aspecto sencillo, de esos a los que la gente llama despectivamente “negros villeros”.

Ni bien entró, la mujer que tenía más capacidad que yo para mostrar su desagrado no tuvo vergüenza en decir “que olor asqueroso hay acá, parece carne podrida” con el tono suficientemente alto para que todos la escucharan, a la vez que hacía ademanes con la mano para espantar el aroma. Cuando dirigió su mirada y su comentario hacia mi le dije “si, hay un olor horrible”

Las dos cajeras intercambiaron miradas entre sí y con las tres clientas que estaban delante de mí y con cara de sorpresa se dijeron “Olor? Vos sentís algún olor?” Mientras todas negaban una de las cajeras dejó escapar un: “se habrá bañado?”

Las miré con cara de fastidio y evalué la proporción del tamaño de la pareja, bastante voluminoso (exuberante diría mi hermana) y mi voz interior me dijo “Sandra, no abrás la boca o armás una trifulca de padre y señor nuestro”.

Mientras las cinco seguían murmurando y negando el olor nauseabundo me puse a pensar. Que hubiera pasado si el comentario salía de una señora ricachona de esas que en vez de galletitas y polvo para lavar llevan lomo y champagne? Por que se discrimina tan livianamente a una persona por su aspecto? Porque la señora podía ser humilde pero, se hubiera bañado o no, supo diferenciar el olor de algo en mal estado… Claro!! Que tonta soy!! Ahora, escribiendo esto me doy cuenta!! Las que estaban podridas eran las dos cajeras y las tres clientas que estaban delante mio!!!

Sobra decir que dicho supermercado ha desaparecido de mi lista de lugares de compra.

Ya les iré trayendo mas historias de supermercado. Y recuerde, cuando vaya de compras cuide su comportamiento, puede haber alguien observándolos jeje

 

12 comentarios:

SILVIA dijo...

jaja vengo de leerte alla, fijate lo quepusee, y termino con esto.........
anda al supermercado , observa a tu alrededor, y sabras porque cada dia quiero mas a mi perro jajajaj
besoteeeeeeee secre''

ALMA dijo...

Me ha recordado una de mis historias cotidianas que escribí en mi otro blog y trasladé a este

la guerra de los carritos

Como siempre, un placer leerte

Cardenal Farenas dijo...

Ay! Secre!! pero mira lo que sacas ahora... chismes de supermercado!! jeje Pasa a confesarte cuando termines de leer los comentarios por favor... y debes hacer la fila como todo feligrés que se respete!!

Yo, recuerdo una vez en la caja que un señor, ya de alguna edad, no alcanzaba a pagar lo que quería comprar. Llevaba una túnica oscura y la barba bastante crecida y con algunas canas que impedían adivinar de qué color era su pelo original.

Este señor, buscaba en vano, por todos lados monedas y revisaba sus bolsillos con la esperanza de encontrar alguna olvidada de la última postura de esa ropa.

La gente miraba a su alrededor. Unos intentaban dar el paso que pusiera fin a esa terrible experiencia del viejo, aunque no tan viejo, pero definitivamente no joven, pero nadie se atrevía.

Hasta que al fin, yo ya cansado de tanta indecisión, escuché una voz que decía: Señor, tenga yo le presto, otro día me lo devuelve.

No pude más que sonreir al ver que aun hay bellas almas en este mundo, aceptar el dinero, pagarle a la cajera y tomar feliz la bolsita con mi vino de consagrar en cajita y volver a la parroquia saltando de alegría!!

Bendiciones a esa alma caritativa!

Ly dijo...

jajajajajajjaajjaja...me rio,poruqe te imagino observandome y yo poniendo cara de fastidio :-)

En todos lados se discrimina a un morocho...y seguro que si era una señora "fashion" se escondian en lugar de decir semejante idiotes.
Y lo de la nena me dio gracia...cuando tube a mi primer hija pensaba que solo debia jugar con osos y muñecas...por suerte he cambiado mi mente y mis hàbitos!!

Me imagino observada el dia que lleguè hasta ahi jajajjajajjajajajjaaja.

En este anteúltimo día del año, quiero desearte amiga, un viaje, el mas bonito, el que te lleva a conocer las personas que quieres y que te quieren.
Sin temores, sin reticencias, sin egoismos.
Abiertos a formar con quienes te encuentres en el camino, una cadena solidaria y fuerte que nos ayude a construir un mundo mejor.
Te deseo alegria, de esa que te lleva a sonreir a lo tonto, de esa que te hace tararear una canción.
De esa que te quita años.
Alegría de esa que te hace brillar los ojos y latir mas el corazón. Emoción de la que te pone alas en los pies y te aligera la vida.
Vida plena que te hace suspirar al final del día, pensando, sintiendo la certeza de que la felicidad se ha instalado en nuestras casas.
Millones de hebras de colores para vos y los tuyos.
Que aqui o mas allá nos encontremos.
Feliz Año Nuevo!!!

Te quieroooooooooooooooo muchooooooooooooo!!!

Abrazos por doquier!!!

Penélope dijo...

Ojjjjjjjjjjjj.....leer eso de que "tú no quieres un cochecito, quieres una muñeca" me ha puesto la carne de pollo!
Cómo vamos a cambiar los roles, o a igualarlos entre hombres y mujeres con ese tipo de actitud???? Es intolerable! Aunque supongo que la mami en cuestión nunca pensó en eso, sino que se dejó llevar por la santa educación machista...

Y en cuanto a las tipas del supermercado, puajjjj, me huelen mal ellas! La ausencia de educación y saber estar me pone enferma. Y me refiero a saber respetar...

En fin, que aprovecho para felicitaros el año nuevo. Que no falte la salud, el dinero y el amor. Y por favor, que el corazón quede como estaba, calentito, y jamás de los jamases se convierta en plástico!

Un besito y FELIZ AÑO NUEVO


P

SHEREZADE dijo...

Secre tanto la mala educación como el privar alas personitas ,en este caso de libre elección,está a la orden del día..y te diréotra cosa eso sucede cuanto más alta es la escala social,bonita historia de supermercado.
Besotes y feliz 2009.
Shere.

Ankh dijo...

hehehehe... também gosto de observar as pessoas e nos mais diversos lugares... os supermercados têm a particularidade de nos mostrar alguns hábitos mais particulares (observando aquilo que compram, que comem, etc..)

De qualquer modo, hoje passei aqui para desejar um Excelente Ano Novo!!!!!
Tudo de Bom! Muita Saúde, Alegria e Sorte!!!!!

Beijo Gigante!!!!!!!!!

E uma noite de festa animada!
Até 2009!!!

Lola dijo...

Buena historia, y con un gran mensaje en sus entrañas. Si nos miráramos todos con los ojos del corazón, en vez de con los de la soberbia, la discriminación...
Sandra, haces que sea un placer pasar a leerte y saludarte, nos espera un año cargado de cosas, unas buenas, otras no tanto, pero compartidas serán mucho más llevaderas.
Feliz inicio de año, mis mejores deseos para tí, y cuídate mucho.
Un beso

GALAXY dijo...

HOLAAAAAAAAAAAAAAAAA POR ACA TB PASO A DEJARTE UN SALUDITO DE BUENOS DESEOS PARA EL 2009 PARA TIIIIIIIII Y ESPERO QUE SE CUMPLAN TODOS TUS SUEÑOS Y ANHELOSSSSSSS
TU AMIGO CHRISSSSSSSSSSSSSSSS
EL GALACTICOOOOOOO

Neogeminis dijo...

Más de una vez me he visto tentada a pecarde comedida, como contás que vos lo estuviste! ajjajaja....la "gente" así, en general, y salvando las excepciones tiene poca integridad y cuando alguien dice algo, ya sea positivo o negativo casi siempre los demás concuerdan o hacen como si coinciden, aunque después piensen todo lo contrario, simplemente para evitar "desentonar" o provocar discusiones. pero creo que no sería malo animarnos a dejar en claro nuestra opinión cuando el tema lo amerite, porque, de otra manera terminamos siendo cómplices de los que insultan o agreden injustamente. Mis hijas me retan cuando hago alguna de las mías! jejejeje y creo que yo hacía lo mismo con mi mamá cuando opinaba en público jajjajaa Creo que son pudores que se pierden con la edad! jajaa

un abrazo, Sandra!
Espero que el comienzo de año te sea muy gratificante!

Pepi dijo...

Me siento muy orgullosa de que a mis hijos les dejé jugar con lo que ellos quisieran, no soporto eso de la muñeca para la nena y el soldadito para el nene, me pone de los nervios, si el niño quiere jugar con las muñecas o con la cocinita que lo haga, no va a pasar absolutamente nada. Lo del otro Super me parece muy fuerte, no vuelvas a pisarlo así tengas que ir a la pata coja tres kilómetros, que cajeras más podridas, que horror. Besitos.

ShaO dijo...

Para subirse en el carrito y dejarse rodar cuesta abajo... ains dios pero en qué mundo estamos metidos? Un lote de besotes