viernes, 10 de diciembre de 2010

Mi primera vez

 

.

platinum27

 

.

Bueno, no es que fuera la primera de todas, pero como experiencia totalmente personal si, hoy fue mi primera vez. No recuerdo quién fue la primera persona que me lo hizo, pero han sido varias a lo largo de mi vida, porque nunca había quedado completamente conforme con los resultados. A veces por falta de simpatía, otras veces por hablar demasiado, en alguna ocasión por no querer compartir el lugar con otras mujeres (fobias sociales que una tiene) y recuerdo que también dejé a una persona muy especial para mi porque vivía demasiado lejos.

Pero algún día debía ser y hoy tomé la decisión. Salí de casa con el tiempo necesario, caminando lento y pensando en lo que necesitaba. La estantería del negocio estaba saturada de productos de diferentes marcas y en los colores más variados. Me costó bastante decidirme. No compré lo más barato pero tampoco lo más caro, ya que como era mi primera experiencia no quería malgastar el dinero. Pasé por la farmacia y compré lo que me faltaba. Ya estaba lista para comenzar.

Llegué a casa y me senté un rato en la PC para relajarme ya que estaba un poco nerviosa de que algo fuera a salir mal. Al cabo de media hora tome la decisión y “que salga lo que salga”.

Primero leí las instrucciones detenidamente, en portugués primero y en español cuando descubrí que estaban traducidas. Puse todos los componentes sobre la mesa en el orden que debía usarlos, ya que debido a mi despiste podía equivocarme y hacer un desastre. Una vez que tenía todo listo me fui al baño con ellos y comencé. Felipe, mi perro, me miraba un tanto desconcertado. Nunca me había visto haciendo algo así, cosas parecidas sí, pero eso nunca!

Comencé a peinarme lentamente, como estirando el tiempo, tomé aire y empecé. Ya no había vuelta atrás. Poco a poco mi cabeza fue quedando completamente embardunada de una crema blanquecina que se iba convirtiendo en color marrón en mi frente, en mi brazo, en el peine, en la pileta, el espejo, la toalla… el perro!!!! Todo quedó de un maravilloso color rubio oscuro, al igual que mi cabello.

Hoy, por primera vez, he tomado el coraje de teñirme sola. Desternillado de risa

.

C005FC~1

12 comentarios:

IRLANDA dijo...

Anda ya te vale, jejejje
Buenisimo, aqui esperando...y toma tinte que te crio.

Petonets amiga gracias por la gran sonrisa que me has provocado.

Manuel dijo...

jajajja, la primera vez de cualquier hecho siempre se recuerda como toda una osadía, pero alguna vez hay que dar ese paso, no? eso si, no dejastes nada a la improvisación, seguro que con el tiempo has logrado quedar perfecta :-)
besoss
P.d.: bonita foto acompaña a la anécdota

Samsara dijo...

Vaya Sandra, como has sabido mantener la intriga hasta el final....jaja,ja. Aquí todos pensando que ibas a descubrir algo muy personal...y vas y terminas diciendo que era la primera vez que te tintabas... Vales para escribir relatos de mistério, al estilo de Agatha Christie. Un saludo.

María dijo...

Jajjaja pensé que estabas hablando de otra cosa, y hasta que no he leído el final no he sabido lo que era.

Muy bueno, me ha encantado, Sandra, te felicito, porque nos has sabido mantener en vilo hasta el final jajaja.

La primera vez de todo siempre cuesta, pero luego, ya todo va que vuela.

Un besazo.

El Gladiador del verso dijo...

jeje, intrigante relato, te felicito, ya puedes considerarte toda una mujer, una mujer realizada, jaja. seguro habrás echo en tu vida cosas mas importantes que esa. Un abrazo y te deseo unas felices fiestas de navidad y año nuevo

javier dijo...

Sandra, no me has decepcionado para nada jejejeje
un " pero " debistes poner fotos del antes y el después

Pepi dijo...

Aquí tienes una compañera de fatigas, bueno me lo he dado yo solita durante años, ahora, me lo da mi hijo (es por lo que me duelen los brazos), pero aunque es baño de color, ya estoy harta, cualquier día me lo dejo de dar y que vivan las canas.
Muy buen relato, ya veo que has actualizado bastante, así que paso en otro momento a leerte, voy atrasada con todo. Besitos.

Monika dijo...

Ah yo soy mal pensada y pensé que la historia venía mas picante, ¡que decepción!
Yo tuve mi primera vez hace años, y me cansé,..me quedo con las canas entremezcladas en el rubio que no se nota mucho.
Y si se nota,..me importa un rábano.
Que disfrutes mas la segunda, dicen por ahí que es mejor y duele menos jajajaaaaaaaa!!!
Abrazos((:))

SUsana dijo...

ME DECLARO ABSOLUTAMENTE VIRGEN EN ESTAS LIDES, COSA QUE MI CABELLO DEBE AGRADECER ENORMEMENTE, PUES HACE MUCHO QUE ESTAMOS JUNTOS Y SABE DE MI TOPEZA PARA PONER UNA SIMPLE HEBILLA CON ALGO DE GRACIA Y SIN QUE SE CAIGA AL MINUTO.
COMO SIEMPRE, ME DIVIERTE Y ALEGRA VISITARTE.
ABRAZO

Una de cal... dijo...

Jajajajaja Te estaba viendo venir...
No me la has dado!!! Bueno al principio si, pero luego ya no jajajaja.
Un besazo poseido.

Cuentame un cuento dijo...

Madre mía, lo relatas de una manera muy divertida Sandra¡
La verdad es que con esto d ela crisis yo hace mucho tiempo que me tiño en casa,¡seguro que repetirás,jajaja

Pepe dijo...

No cabe duda de que has querido y sabido dar una creciente intriga en cuanto a "tu primera vez", y ya que está el climax conseguido, sólo entonces, sueltas lo del dichoso tinte. Toda una experiencia casi religiosa esa de tintar el pelo, si no que se lo pregunten al perro, jajaja.
Un abrazo.