miércoles, 27 de octubre de 2010

Visita nocturna

 

 

noche[1]

 

Sigilosa y en silencio entró en la noche
sin que nadie la viera ni escuchara,
se instaló en un rincón de la penumbra
observando los sueños de mi almohada.

Se habrá escondido de esos miedos
que despiertan en lo oscuro los fantasmas,
o del frío nocturno que a su vida
le congela la tristeza en la mirada.

O tal vez en su búsqueda incansable
de que una mano amiga le brindara
la calidez y la alegría compartida
que a su solitaria vida le faltaba.

Desperté y estaba allí, tan silenciosa
en un rincón del cuarto, me esperaba
la saludé sin obtener una respuesta
la lagartija… tan solo me miraba.

 

 

lagartija

 

818F32~1

11 comentarios:

Monika dijo...

Hermoso poema, de verdad muy hermoso! lo leí entusiasmada pensando en la luna, y me llevé el chasco!
Igual pienso que es el mejor poema que se le ha hecho a una lagartija.
¿Habrá otros?
Pobre animalito, encima salió tan desfavorecido en la foto...!
Es el mejor día para quedarse extasiado,......viendo una lagartija. ¡Muy oportuno!
Me encantó venir a tu rincón Sandra, que de pequeño no tiene nada,..!!!!!
Besos((:))

Sandra S. dijo...

jajaja Monika, te cuento que todavía esta parada en el mismo rincón. Cambia de posición pero no se va!!! Menos mal que convencí al Carde que no era un Dragón de Komodo!!!

Abrazotes!!

Neogeminis dijo...

Eso sí que no me lo esperaba!...una lagartija!...visita inesperada pero que muy bien has rimado en estos versos tan melodiosos como los que te solemos leer!


un abrazo.

Marisol dijo...

Me pasó como a Monika. Pensé que se trataba de la luna y zas!!! la lagartija. JA!
Te dejo un abrazote.

Una de cal... dijo...

Jejejeje Ya me esperaba yo a la muerte a algo asi, es que soy muy oscura... me extrañaba viniendo de ti.
Me encanta.
Un beso infernal, ya sabes (como me gusta leerte otra vez)

Pepi dijo...

Hola Sandra, ya le expliqué al Cardel, mis peripecias para llegar hasta aquí. Como siempre me encantó el poema, aunque yo esperaba que fuese a la luna, es que este mes ha brillado de una forma espectacular, pero aunque sorprendida, me ha gustado ese detalle con la pobre lagartija, la verdad es que no creo que tenga muchos poemas, me da que no le cae bien a la gente, al menos yo si la veo salgo corriendo, je, je. Besitos y buen fin de semana.

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

Joan Josep Tamburini dijo...

Yo también creía que hablabas de la luna...Pero, ¿por qué no una lagartija? En África, en mi habitación-dispensario donde curaba, tenía una araña enorme, de esas que no hacen tela, que suben y bajan por las paredes. Cuando me ponía a curar, bajaba y se quedaba mirando todo el rato. Cuando me sentaba a leer, bajaba y miraba. hasta el punto que me acostumbré a hacer comentarios en voz alta dirigidos a ella. Un día, mientras curaba a un niño, su madre sacó la zapatilla y me la espachurró en la pared. ¿Cómo tiene usted este animal tan malo aquí? Y se acabaron los monólogos filosóficos con mi araña.¡Ah! la llamaba Filomena. Un abrazo: Joan Josep

Korina dijo...

Me viene perfecta esta entrada (preciosa y sorprendente como muchas de las tuyas) para agradecerte lo de anoche... debería dejarlo así y que las mentes mal pensantes se vuelvan locas...jajaj... pero no quiero que tu reputación se vea dañada, así que aclaro que me hizo mucha ilusión el recibir tu llamada y la de Carde, aunque fuese tan cortita y al principio no los identificase. Perdonen la seriedad pero cuando trabajo ( y por el tipo de trabajo que es) se requiere que sea seria...
Pues lo dicho, que me ha gustado mucho volver a oirlos de nuevo... ¡qué de recuerdos me trajeron sus voces una vez que las identifiqué!
Y qué maravilla oir sus risas al otro lado de la línea.
¿Para cuándo una visita por estas tierras?
Tienen a muchísimas personas esperándolos...
En fín, que no me enrollo más. Dejo el comentario en tu blog, pero por favor, transmítele a Carde lo que aquí te dije, ¿si?
Un beso muy fuerte para ambos.

María dijo...

Gracias por tu huella dejada en mi blog.

La largatija que allí te miraba, qué bonito este poema.

Un beso.

Pepe dijo...

Bella poesía a un animalillo indefenso y por lo que describes incluso puede que algo asustadizo.
Espero que después de esta maravilla de poema se haya hecho amiga tuya.
Un abrazo.