lunes, 7 de septiembre de 2009

Mi tío Luis

Yo 4 años 2

Estaba viendo un recital de Argentino Luna. A medida que hablaba e intercalaba anécdotas, dichos y canciones se me comenzaron a llenar los ojos de lágrimas. No entendía por qué. Me gusta el folklore, pero no tanto como para emocionarme. Entonces entendí, de alguna forma me hizo recordar a mi tío Luis, no porque se parezcan físicamente, son totalmente distintos, pero hubo algo en su forma de hablar que lo trajo a mi mente. Y además, me trajo muchísimos recuerdos de mi niñez.

Mi tío Luis era un ser especial, muy especial. Creo, por no decir estoy segura, que fue la persona más querida de toda la familia. Su esposa e hijos lo adoraban. Sus sobrinos lo adoraban. Mi viejo lo adoraba. Yo lo adoraba. No hay una sola persona que lo haya conocido que no lo recuerde con un cariño inmenso, el mismo cariño que él le brindaba a todos. Un tipazo. Nunca lo vi enojado, jamás le escuché un grito, pero sí recuerdo que no le faltaba nunca un chiste para hacernos descostillar de la risa.

Le gustaba cazar. En aquella época, cuando yo era chica, no había problemas con las armas. Uno podía salir a recorrer los campos en busca de liebres o perdices sin que el dueño del mismo llamara a la policía. Y se tenía mucho cuidado para donde disparar. Era toda una aventura. Y después la vuelta a casa, limpiar las presas, cocinarlas y comer en la larga mesa todos juntos.

También le gustaba pescar. Salía con el auto cargado de cañas, un balde para poner los pescados, jugos, galletitas y el infaltable asado. Cualquier arroyo que tuviera un arbolito para cuando nos cansábamos del sol era bueno para tirar la caña mojarrera o el mediomundo. No se necesitaba reel ni aparatos especiales. Cuando me clavé un anzuelo en el dedo, fue él el que me cortó con una Gillette para sacármelo. Si me dolió? Y que importa, mi ídolo me había salvado.

Otra de sus aficiones era el asado. Reunirse un domingo cualquiera a almorzar era toda una fiesta. En estos tiempos modernos mucha gente  va a una parrilla, no hay que cocinar, es más limpio, les dan todo servido y después a casa. Pero nunca, por más que sea la mejor parrilla, con la carne de mejor calidad y el vino más fino, no tiene el mismo sabor. En los asados de la familia no importaba si la carne era dura, se masticaba un poco más y listo. No había apuros, no sonaban celulares recordando una reunión, ni los chicos tenían que irse porque los esperaban sus amigos. Era una reunión familiar y había todo el tiempo del mundo, nada más importaba. El sabor del vino no lo daba el color de la etiqueta. El sabor del vino lo daba el cariño de las manos que habían lavado y secado los vasos. Lo daba el cariño de las manos que lo servían. Lo daba la sonrisa pícara de los chicos que recibían su vaso con vino rebajado con soda, porque nadie pensaba que iban a ser alcohólicos por tomarse un vasito.

Tengo muchas, muchísimas anécdotas para contar, tantas que si me pusiera a recordar podría escribir un libro.

Mi tío murió joven, demasiado joven. Qué edad tenía? No lo sé, no me acuerdo. Pero eso no importa, hay personas que aunque vivan cien años, siempre serán demasiado jóvenes para morir. Lo lloré mucho, pero solo un par de días, hasta que se me apareció en sueños y me dijo “Por qué lloras? Yo estoy bien” Y estoy segura que sí, porque si prestan atención por las noches, se puede escuchar reír a las estrellas.

pesca

22 comentarios:

Ali dijo...

...q lindos recuerdos mi Sandra!!!!!!!! a mi me pasa, con algunas personas al recordarlas, huelo, veo, siento: tanto....cuanto queda de agunas personas, q lindo recordarlo!!!!!!! cuanto te dio, seguramente sin saberlo, el era asi de rico y simple, y seguramente era tan natural eso en el q ni cuenta se daba...esas son las personitas q calan hondo, he? con cuanto cariño profundo lo recordas. y Q LINDAS ESAS EPOCAS DE PURO DISFRUTAR SIN INTERRUPCIONES, SIN APUROS.....
... y si, seguramnete se escucha reirlo si prestamos un poquito de atencion, en alguna estrellita...
ABRAZOTES MI SANDRA, TE RE KIERO!!!!!!!SALUDOS Y ABRAZOTES AL CARDE !!!!!!

SANDRA dijo...

También me hiciste emocionar con tus recuerdos amiga. Tal vez por recordar esas personas que marcaron nuestra niñez, con toda la simpleza y el amor que eran capaces de dar. Precioso!!!
Besitosssssssssssssss.

Anónimo dijo...

Gracias tio Luis por tener semejante sobrina y gracias a tus recuerdos me deleita con su escritura.
Besistos pirdida por estos lados.
Estela.

Julia dijo...

Me ha emocionado mucho tu recuerdo. De la forma y con el cariño con el que lo has contado y como has descripto a tu tío y las cosas que compartían. Por lo que leo era una persona muy especial y las personas especiales dejan una huella imborrable en la memoria y en el corazón de quiénes los conocieron. Allí siguen viviendo.
Besotesss.

SUsana dijo...

Sandra:
Bellísimo recuerdo y mucho mejor todo lo vivido con la familia, que valoramos más, cuando no se puede por espacio o por ausencia.
Tuve "mi" tío Luis, un divino que me trataba como a la hija que nunca tuvo. Para él era Susita. Me enseñó a bailar el vals cruzado, no tengo idea como era, pero si él lo decía, así sería. Los mates más ricos, salvo los de mi abuela Rosa, los cebaba él.
Lo perdí no hace tanto, era el último eslabón con mi familia paterna, vaya lujo de unión. Y sabés, era tío político, pero era un tío del alma, sino de la sangre.
Otro eslabón en nuestras vidas.
SUsana te manda besos, con un nudo tremendo en la garganta y los ojos nublados.
Gracias por compartir.

mar dijo...

Que bonito lo que has escrito, estoy emocionada, tú me recordaste a mi tío Tomás, el hombre más bueno que he conocido, fue como mi segundo padre, ya hace 3 años que me falta y no hay día que no lo eche de menos.

¡¡Feliz semana!!, besitos.

Lala dijo...

Esas personas, con esa empatía tan enorme...Creo que son iluminados!
A mi me pasa con algunas personas, que con sólo estar en su presencia ya me sento realmente bien.
Ha sido un bonito recuerdo. Creo que es lo mejor que podría dejar como herencia.


Un besito


Lala

Neogeminis dijo...

Sandra!...qué lindos recuerdos!...haber pasado tu infancia con la luz de una persona tan especial como tu tío Luis bien cerquita hace que tu nostalgia no te entristezca, muy por el contrario, te enriquezca!...esas personas tan mágicas permanecen el corazón de todos los que lo quisieron por siempre.
Gracias por compartirnos algo de tanta dulzura.

Un abrazo!

Aire de Alhena dijo...

Hola Sandra
Me has emocionado mucho con tus recuerdos y con la figura de tu tio Luís, parecía que hablabas de mi padre, la misma luz, el mismo carisma.
Yo también sonrío, por todo lo vivido junto a él.

Un abrazo de cariño.

Sinuhe dijo...

Gracias por compartir estos preciosos recuerdos. No tengo duda de que tu tío fue un gran tipo.
No hay mejor modo de homenajear que recordar con esta alegría y orgullo.

Abrazos¡¡

La tribu de las letras dijo...

Sandra, precioso ese recuerdo de un ser tan querido para ti. Siempre será como lo han guardado tus sueños, que han ido a tu lado todos estos años creciendo con mucho amor.
Un beso-lyria

sagc dijo...

Hola Sandrita, te dire que con el simple hecho de ver la foto y escuchar la musica de fondo me dejan un buen sabor de ojo y oidos !!!

Que elogio y bella dedicatoria al tio Luis, muy emotiva forma de recordarlo. Yo diria que es un tesoro del recuerdo familiar !!!

Irlanda dijo...

Sandra que bonito lo que escribiste , me trajiste muchos recuerdos de mi infacia que veo muy parecida a la tuya.
Precioso homenaje y ahora estoy segura del misterio de porque rien las estrellas.
Petonets, te quiero.

Joan Josep dijo...

Esas personas que han marcado nuestra vida, nos han ayudado aser como somos. Es bueno recordarlas. Un abrazo: Joan Josep

Joan Josep dijo...

Esas personas que han marcado nuestra vida, nos han ayudado aser como somos. Es bueno recordarlas. Un abrazo: Joan Josep

ShaO dijo...

Sabía que lo de ser encantador y especial tenía que ser cosa de familia. Un precioso recuerdo. Me quedo con la risa de las estrellas en la noche. Quédate tú con todo mi cariño sí? Cuídenseeeeee

Ardilla Roja dijo...

Precioso Sandra.

Hay personas que sin pretenderlo, son como tu tío. En mi caso fue mi abuelo Juan el que dejó un gran vacío. El no cazaba, ni pescaba. En sus últimos años, apenas salía de casa porque era esclavo del oxígeno, pero igual me gustaba sentarme con él a charlar. La noche que se fue, lo supe. Sentí que me llamaba y desperté. Quería despedirse. Mi madre dice que fue una jugada de mi mente, pero no lo creo. Era su voz!

Cuando sonó el teléfono por la mañana, sólo me lo confirmaron.
Hace ya once años murió y aún le echo de menos.

Me ha gustado mucho conocer a tu tío Luis a través de tus palabras.

Un abrazo.

Normis dijo...

Que lindos recuerdos Sandri , que lindo que los compartas y nos emociones , nos saques una enorme sonrisa asi como seguro la tiene tu tio en alguna estrella cuando te mira , cuando te lee ...por esas personas que marcaron una gran huella y que siempre seguiran en nuestro corazoncito , que importante que hayan estado caminando junto a nosotros en algun tiempo ....
un abrazo requetefuerte , nos vemos en noviembre !!!!!!!
abrazo al Carde tambien

Soqui dijo...

Hola Sandra, me ha gustado mucho tu relato, sobre todo hoy que ando un poco triste porque una tía mía muy mayor y a quien quiero mucho está ingresada justo un día antes de cumplir 91 años, y mañana hará dos años que mi hermano nos dejó, pero es verdad que tod@s los que ya se han ido desde allí cuidan también por nosotr@s

Un besazo Sandra
Soqui

María Susana dijo...

Que heroso recuedo Sandrita , Sabés que todos tenemos algún recuerdo de algun tio o tia o primo que te llenan los ojos de lágrimas. Hermoso lo que he leido y me ha traido recuerdos de mi niñez y de mis tios y de todo!! un beso grande!!!!!!!!!!!!!! maria susana

Mundo Animal. dijo...

./’´’´’\
.//^ ^\\
(/(_♥_)\)_______¡HoLa!
._/”*”\_
(/_)^(_\)
COMO ESTAS SANDRITA? TIENES UNOS REGALITOS EN MI MUNDO.
ABRAZOS
CHRISSSSSSSS

Pepe dijo...

Hola Sandra:
Hermoso recuerdo el tuyo para tu tío Luís. La muerte difícilmente se sale con la suya. Las personas que han sido queridas, que han dejado huella, permanecen vivas para siempre en el recuerdo y en la huella que dejaron en aquellos con quienes convivieron.
Un abrazo.
Pepe.