viernes, 21 de agosto de 2009

En Falabella y sin GPS

 

perdido2

Ayer fui hasta el centro a buscar los lentes nuevos. Muy valiente yo fui sola, porque el Carde tenía que trabajar. Llegué bien, porque en esta ciudad es imposible perderse, sus calles y numeraciones son tan prolijas que parece construida por un matemático. Salí de la óptica y al pasar por Falabella me dije “Hace cuatro meses que estoy acá y todavía no pude entrar a recorrerla tranquila

Y entré, decidida a mirar cada rincón de todos los pisos.

Comencemos por la planta baja, ropa de mujer. Pero me encontré con tanto trapo y tanta vieja dando vuelta que me agoté a la tercera percha. Sigamos al primer piso... escaleras? Bueno... sigamos mirando ropa como si me interesara hasta que vea las escaleras. Mis ojos se iluminaron como si hubieran visto una oferta cuando las descubrí en un rincón.

No es que las escaleras mecánicas me agraden mucho, pero estaba tan cansada que fueron una bendición. Además no daba para seguir buscando una escalera tracción a sangre, seguro que terminaba en el depósito. Primer piso: ropa de hombre... seguí hasta el segundo piso... ropa de chicos... y me dije “si hice 2 hago 3”, y subí al tercer piso que me dijo mi hijo que están los muebles y el patio de comida. Eso me gusta!! Los muebles y la comida.

Al llegar algo me llamó la atención. Hasta el momento había visto todas escaleras que subían pero ninguna que bajara. Mi cerebro evaluó rápidamente la situación. Yo suelo subir los escalones de las escaleras mecánicas mientras van andando, ya que no tengo paciencia para quedarme parada hasta que llega arriba, pero nunca intenté bajar por una escalera que subiera. Y pensé “mis días terminarán aquí intentando bajar?” Era una pesadilla al mejor estilo Hitchcock. Pero muy valiente yo, me dije, “ya estas arriba, primero mirá todo y después buscas como bajar, disfrutá el momento”.

Los muebles una belleza. Me puse a mirar mesas, mesitas, estanterías, sillones, mas mesitas, un viejo tomando café... uh! ya estaba en el patio de comidas. Pegué la vuelta y me dije que ya era hora de irme. Vi un cartel que decía "SALIDA", mi salvación!!! Hacia allí me dirigí con cara de superada. Cuando llegué me encontré con un ascensor y una señora con un bebe. "Bueno" me dije "bajo con la señora hasta el piso que baje" ya que no podía subir más tenía que bajar obligadamente. No es que le tenga miedo a los ascensores ya que estoy acostumbrada, pero me causan menos gracias que las escaleras mecánicas.

En eso llegan un señor, una señora, un joven y no sé que mas..... todos parientes de la señora del bebé!!! No había lugar para mí. Disimuladamente di la vuelta y seguí mirando los muebles, teniendo especial cuidado de no terminar en la mesa del viejo que tomaba café. Mas estanterías, sillones, camas, un escritorio, una puerta... un depósito!! “Para el otro lado Sandra” dijo mi voz interior. Y allí, milagrosamente, entre dos columnas la vi, era ella, la escalera que bajaba!!! Y estaban todas en filita!! Segundo piso, primer piso, planta baja... subsuelo... y bue... ya que estoy acá voy a ver que hay, las cosas de bazar también me gustan.

Miré un par de cosas, me aburrí y me dirigí hacia la escalera. Si, ya las ubiqué. La gente que construyó el edificio las puso a todas en un rincón bien escondido para que gente como yo, despistada por naturaleza, terminara mirando la taza de café humeante de un viejo. Volví a planta baja y logré ver la luz del día por la puerta, pero “un momento! esa no es la puerta por la que yo entré!!” MI puerta estaba en una esquina!! Si salgo por ahí vaya a saber Dios donde voy a parar. Giré sobre mis talones y allí estaba, MI puerta, mi salvación para volver a casa!!!

Después de esto el Carde puede estar tranquilo, ya no le preguntaré mas “Cuando vamos a ir a Falabella?”

sandra (1)

21 comentarios:

Anónimo dijo...

jaj1ja!ja!ja!ja!ja!ja!ja!jaja!!!!!!y eso que no nos pudimos encontrar..que pena hubiera sido para mear....nos de risa!!!(se puede decir esta palabra?)
Un cariño Sandry y nos vemos en Falabella!!!cuando quierasja!ja!ja!

pipirigayo dijo...

uff, úé locura!!!
Yo estuve el domingo en un multicentro para ver una peli con mi hija, "Ice Age III", y estaba deseandito salir de allí, casi ni ví la peli a gusto. Y es que esos lugares tan superartificiales me matan. Al final salimos y respiré, así que, aunque has descrito con rapidez, estaba deseandito que salieras. Un beso

Normis dijo...

Jajajaja mi Sandri sos lo maximo , te dejo un diez mas iva para vos que por fin te animaste a visitar la ciudad y Falabella solita y sin el Carde , ahora yo te cuento que no conozco ese lugar , asique en el proximo encuentro que hagamos te autorizo a que seas mi guia , jajaja
abrazotes para vos y el Carde

Mundo Animal. dijo...

HOLAAAAA, QUE BUENO QUE PUDISSTE RETORNARRRRR SANA Y SALVAAAA.
ME PARECIO UNA PESASADILLA LO TUYO, JEJE.
BESITOSSSSSSSSS Y SALUDOS Al CARDEEEE
CHRISSSSS

Neogeminis dijo...

hola Sandra!...te cuento que a mí no me gusta para nada las refacciones que hicieron desde que Falabella reemplazó a la tradicional La Favorita. Antes la organización de la tienda era mucho más clara y jerarquizada, claramente dispuesto todo alrededor de la gran escalera central. Además, taparon algunos detalles edilicios que eran verdaderas joyas. Sinceramente, no me gusta lo que quedó y además, cada vez que entro, salgo con las manos vacías! jejeje...casi nunca logro encontrar algo que me guste y/o esté en precio!...ni te cuento el caos que se arma cuando hay liquidación!!!, en ese aspecto, no cambió nada! jejeje


un abrazo!

SANDRA dijo...

Qué odisea Sndra!!! jajjajajjajja entre nosotras, yo odio ir allí, y como Neogéminis, me gustaba más cuando era la otra tienda(La Favorita)tenía como un aire más a familia. Bueno, al menos te sacaste el gusto, y descubriste que la ciudad no es un cuco jeje.
Buen finde amiguita.
Besitossssssss.

Julia dijo...

Jajajaja, qué bueno que encontraste la salida y no estás todavía dando vueltas por allí!!!
Besosss, que disfrutesss del finde.

Carla dijo...

jajaaj! Muy bueno Sandra! Me encanta leer tus experiencias en esta nueva ciudad... ya te vas a acostumbrar!

arena dijo...

jajajaj.Para que luego digan que entrar en unos almacenes no es una aventura..
Mira,yo soy incapaz de visitar IKEA ,la única vez que estuve allí creí que me daba unataque se ansiedad.Te hacen recorrer todo el edificio hasta encontrar la maldita salida.El prlblema no son las escaleras..es que te encuentras en un cubículo del que no puedes salir con facilidad.Parece uan caja de experimento para ratones..uffff,al menos así me siento cuando pienso en ello.Lo mismo un día de estos me animo e intento otra vez la aventura de recorrerlo...eso sí no respondo del resultado..
Un abrazo muy fuerte..isa
Recuerdos para Carde..

Sinuhe dijo...

jejeje, mujer, puestos a perderse durante una temporada mejor un lugar como ése, donde hay camas y comida¡¡

Ya lo piensan todo al crear estos edificios para que estemos por allí dando vueltas el mayor tiempo posible. Tu relato es una buena muestra de que los diseñadores hicieron un buen trabajo en ese lugar, jajaja

Un abrazo

MARAGENA dijo...

Viviste toda una aventura!!! jaja
Yo soy muy despistada y tengo cero sentido de la orientación así que podría haberme pasado ahí muuucho tiempo buscando la salida.
Me ha pasado de entrar a una galería y al salir tomar en el sentido contrario al que iba antes...con eso te digo todo.
Besos

SUsana dijo...

Sandra:
No conozco Falabella y hace años que no piso un lugar así. Tengo buen sentido de la orientación y subo sin problema en las escaleras mecánicas, pero no puedo bajar. Me da vértigo. Si te resultó difícil encontrar la mecánica, nunca lo intentes con una fija, o un cartel indicador, o personal que te pueda orientar. Y mientras te debatís entre estas posibilidades, tu medio pomelo, que no tiene vértigo, te espera con cara de lo opuesto a la cara, hasta que llegás, transpirada y colorada.
Prefiero las calles y el cielo abierto.
¿Una guía?
Besos, SUsana

Monika dijo...

Sinhue tiene razón, lo hacen a propósito para que nos quedemos el mayor tiempo posible y nos tiente una compra.
Pero me acordé de una confitería de Necochea, esas donde se toma café en las mesitas, que para ir al baño, hay que subir en ascensor! o será que no encontré nunca la escalera?, no se porque no fuí mas, voy a otro que tiene todo en planta baja, como dios manda!
Besos ((::))

Soqui dijo...

jajajjajjajaj muy divertido el relato, me he reído con ganas y la verdd es que no está nada mal empezar el dia con alguna que otra risa
Yo suelo ir a una de estas grandes superficies que tengo muy cerquita de casa y ya le tengo cojido el aire, pero la verdad que si que pueden ser un caos
No me llegan tus actualizaciones, aunque yo creo que sí que me llegaban, pero hija cuando os venís para acá sigo sin aclararme mucho

Un besazo y feliz domingo
Soqui

Joan Josep dijo...

A mi me gusta mucho pasearme por los grandes almacenes sin comprar nada. Como el filósofo; para ver la de cosas que hay que no necesito para nada. Te confieso que siempre me lío con las escaleras. Cuando busco las de subir siempre doy con las bajan y viceverse. (Las mecánicas se entiende. Las otras sirven para las dos cosas)O sea, que si vienes a Barcelona no podremos ir juntos. Si sumamos nuestro despiste podemos acabar viviendo en la cuarta planta del Corte Ingles.
Un abrazo: Joan Josep

Ardilla Roja dijo...

jajajajajaja, Eres increíble Sandra. Hacía meses que no me reía tanto con un texto.

Gracias.

Un abrazo

La tribu de las letras dijo...

Sandra!! uiii a mi esos sitios me cansan muchisimo, jajaaa me despistan hasta el extremo que si tropiezo por descuido con un mániqui puedo pedirle hasta perdón sin enterarme..hasta que te das cuenta de porqué se están descojonando tus amigas, jajjjaa.
Un beso-lyria

Irlanda dijo...

Sandrita la proxima vez lleva el GPS que te indique las salidas, yo cuando entro en unos grandes almacenes, por necesidad, nunca para mirar, me agobian, cuando llego a la planta baja salgo por la primera salida, prefiero perderme fuera que dentro.
Un petonet amiga

mar dijo...

¡Hola Sandra! me ha encantado como lo relataste me recuerdas a mí disimulando intentando buscar las escaleras sin que se note demasiado, soy super despistada y más de una vez he intentado subir por las que bajan, ozú no se pasa nada bien.

No nos contaste si al final compraste algo o solo miraste jaja, besitos.

ShaO dijo...

jaja es que no le has pillado el gustillo a rebuscar las escaleras que siempre te dejan en el lado opuesto del que necesitas o los ascensores que siempre bajan cuando quieres subir o viceversa, o a buscar las secciones en el(tiene gracia el nombre) cartel explicativo jaja. Como siempre de aquí con la sonrisa puesta. Para que no digas los besos te los dejo todos en la planta baja, según entras a la derecha y a la izquierda XD

Ani dijo...

HOLA SANDRA!!
PASE A DESEARTE FELIZ DIA; SECRE!!!!
Espero q el Carde te agasaje como corresponde!!!!!!
Y por aca te dejo tambien el dato: Encuentro en Rosario el 7 de Noviembre!
BESOTES para vos!!! Cariños a ambos!!!